Erasmusu necesita almacenar cookies en tu dispositivo. Estas cookies contienen información que usamos para darte un servicio personalizado y mejorar tu experiencia. Si continuas navegando aceptas la Política de Cookies de Erasmusu.

RECETA - Arroz a la cubana (con plátano frito) - Dulce & Salado

Publicado por Laura Avilés — hace 3 años

Blog: Blog de Laura Avilés
Etiquetas: Blog Erasmus Carlisle, Carlisle, Reino Unido

Mis compañeras de piso no siempre ven con buenos ojos lo que cocino, y menos aún cuando hago mezclas raras. Y no son mezclas extrañas ni cosas con mala pinta, es sólo que no están acostumbradas a ciertos olores y sabores, y a no ponerle mantequilla a todo.

Cuando les hablé del arroz a la cubana con plátano frito, tras el sarpullido vino la curiosidad, y tras la curiosidad las ganas de probarlo. Ayer domingo en la comida Julie me dijo que por qué no hacíamos de comida "eso raro que haces con arroz y plátano", aprovechando uno que se le estaba pasando. Teníamos todos los ingredientes (su cara de "madre mía, dónde me he metido..." también), así que nos pusimos manos a la obra.

La receta del ARROZ A LA CUBANA CON PLÁTANO FRITO es fácil, rápida y contundente. Nunca he comido nada más si he tomado este plato, porque llena bastante. La receta os la escribo esta vez en plural porque la hicimos entre las dos, pero los ingredientes son los de una sola ración.

Ingredientes

  • Un huevo
  • Un bolsa de arroz para cocer, de esas individuales.
  • Dos cucharadas de tomate frito (de bote)
  • Un plátano
  • Un poco de harina
  • Aceite y sal

¿Cómo se hace?

  1. En un cazo, pusimos agua a hervir y metimos la bolsa de arroz. La nuestra necesitaba 10 minutos de cocción, pero depende del fabricante. Cuando pasaro los 10 minutos, lo dejamos escurrir y lo reservamos. En realidad se estuvo cociendo mientras hacíamos el resto de la receta.
  2. En una sartén pusimos un huevo a freír con un poco de aceite. Julie lo habría hecho a la plancha, pero a mí me gustan más fritos y con puntillita, es decir, esa línea más hecha y crujiente de alrededor que sale cuando lo dejas un poco más. Queda más bonito y le da una textura más, me thinks.
  3. Después pelamos el plátano, y lo cortamos por la mitad a lo largo, y luego en 2 o 3 partes (dependiendo del tamaño del plátano). Poniendo un poco de harina en un plato, lo enharinamos bien y lo pusimos en una sartén con aceite.
  4. Y lo dejamos, dándole una vuelta para que se hiciese por todos lados, hasta que quedó doradito. Cuando estén hechos hay que sacarlos y ponerlos en un plato con papel de cocina para que se quede todo el aceite que sobra.
  5. Con todos los ingredientes, montamos el plato: primero la base de arroz, encima un par ce cucharadas de tomate frito, encima el huevo, y al lateral los trozos de plátano frito. ¡LISTO!

Julie se hizo un cuenco y yo otro. En las fotos se ve la comida de uno, pero lo hicimos por duplicado.

La cara de miedo cambió en cuanto lo probó y vio que le gustaba la mezcla de sabores. Steph, que estaba por ahí, también lo probó y reconoció que, pese a que su cerebro decía que estaba mal tomar plátano con tomate y arroz, le gustaba; y le gustó tanto que probó un par de veces más, porque el sabor dulce del plátano con el salado del huevo le resultaba adictivo dentro de lo raro que le seguía pareciendo. Yo mezclé todo, como en casa, y me lo comí tan contenta. Y al terminar, estaba que no podía más. Julie también se lo acabó todo y dijo que le había gustado mucho, pero que le había parecido una mezcla rara que la sola nunca habría hecho. Estas chicas...

Para el arroz utilizamos una de esas bolsas agujereadas que tienen una ración de arroz, y que se hacen solas con meterlas en agua hirviendo y esperando 10 minutos. Son las que utilizan aquí para comer curry. Yo las había visto en España en la tele, en el programa de "22 minutos" de Julius, pero nunca las había utilizado. Son una maravilla, por fáciles, baratas, y buenas. El arroz queda muy bien y se puede utilizar para cuaquier cosa.

He conocido gente a la que no le gusta este plato porque tiene fruta frita, y la fruta caliente o simplemente cocinada no le gusta a todo el mundo. A mí me encanta: asada, en compota, frita, rebozada... me parece que le sale todo el azúcar de dentro y queda diferente. Cuestión de gustos.

Receta de nuevo fácil, sencilla y conocida por todo el mundo, además de barata. Así me gusta...

Un beso,

Laura


Comentarios (1 comentarios)

  • Anonymous

    ES MUY RICO PERO MUCHAS GRACIAS POR AYUDARNOS CON LA COCINA NO SE QUE ARIAMOS LAS QUE NO SABEMOS COCINAR GRACIAS MUCHAS GRACIAS

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Si estás viviendo una experiencia en el extranjero, eres un viajero empedernido o quieres dar a conocer la ciudad donde vives... ¡crea tu propio blog y cuenta tus aventuras!

¿Quieres tener tu propio blog Erasmus?

Estudiantes Erasmus en Carlisle

Ver todos los Erasmus en Carlisle

Entra y empieza tu aventura Erasmus


Si ya estás registrado

Accede usando Facebook

Entrar usando Facebook

También puedes registrarte sin usar Facebook, aunque le sacarás menos provecho a Erasmusu.